El contenido de este artículo está redactado y explicado de tal manera que usted pueda interiorizar fácilmente los conceptos relacionados con la clasificación de los bienes públicos, que son propiedad del Estado, y la función que éstos representan para la comunidad, en cumplimiento de su función social.

El Estado presenta en su patrimonio reflejado en el Balance General de la Nación, presentado por la Contaduría General de la Nación, una serie de bienes en cabeza de las diferentes entidades públicas y que son de su propiedad, dispuestos para la comunidad, con el fin de que se beneficien y puedan mejorar las condiciones en su calidad de vida.

De esta manera, se puede decir, que los bienes públicos, se dividen en:

1) Bienes de uso público

2) Bienes fiscales

3) Recursos naturales

A continuación, una explicación de cada uno de ellos:

1) Bienes de uso público

Corresponde a aquellos bienes que son propiedad del Estado, pero que pone a disposición de las personas para que se beneficien de su uso y mejoren su calidad de vida; de igual manera, es responsabilidad del ciudadano, cuidar de dichos bienes, pues éstos son para su propio beneficio.  

Las entidades públicas en los distintos niveles (nacional y territorial), son las responsables de proveer dichos bienes bajo las mejores condiciones, razón por la cual, deben invertir en obras de infraestructura acordes a las necesidades reales de cada territorio. 

Entre estos bienes encontramos: los parques o plazas públicas, los puentes públicos, las calles, los monumentos públicos, escenarios deportivos públicos, etc.

2) Bienes fiscales

Corresponde a aquellos bienes, también propiedad del Estado, pero que figuran a nombre de las diferentes entidades públicas, quienes los ocupan y los administran, pero son patrimonio de la Nación.

Entre este tipo de bienes tenemos, por ejemplo: Los edificios gubernamentales, hospitales públicos, universidades públicas, etc., así como todos aquellos bienes (maquinarias, equipos, muebles y enseres, equipos de comunicación, equipos de computación, etc.) que hacen parte de la dotación de dichos bienes y/o instalaciones.

3) Recursos naturales

Este tipo de bienes, corresponden a aquellos que se encuentran en la naturaleza y que también son propiedad del Estado, enmarcados dentro de un territorio. Dichos recursos se dividen en recursos naturales renovables y recursos naturales no renovables.

Recursos Naturales Renovables:

Son aquellos que, a pesar de su desgaste o su uso, se pueden renovar, reconstruir o reponer por si solos, de acuerdo a procesos biológicos de la misma naturaleza, por ejemplo, las plantas, los ríos, los bosques, etc.;

Recursos Naturales No Renovables:

Son aquellos recursos, que se agotan en la medida en que son utilizados o explotados y que no se pueden renovar o recuperar, como si sucede con los recursos naturales renovables. Entre algunos ejemplos pueden mencionar los siguientes: Yacimientos de petróleo, minas de carbón, minas de oro, platino, esmeraldas, etc., los cuales son explotados en su mayoría por empresas extranjeras.

Producto de la explotación de este tipo de recursos, por ser propiedad del Estado, quienes los explotan, deben entregar a dicho Estado, los correspondientes recursos por concepto de regalías, los cuales constituyen para el éste, también una fuente de financiación; además dichos recursos se encuentran reglamentados en la Ley 1530 de 2012, por medio de la cual se regula la organización y funcionamiento del Sistema General de Regalías; de igual manera, mediante la Ley 1942 de 2018, se establece la Ley bienal de regalías para los periodos 2019-2010.

José Arcángel Gil Giraldo – Contador Público – Especialista en Gerencia Tributaria – Magister en Gestión Empresarial –

es_COSpanish
Share via
Copy link
Powered by Social Snap