El contenido de este artículo está redactado y explicado de tal manera que usted pueda interiorizar con facilidad los conceptos relacionados con la clasificación que se le ha dado a los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, en relación a la categoría de Régimen Tributario Especial.

Dando continuidad a la clasificación de los contribuyentes en el escenario del Impuesto sobre la renta y complementarios, en este artículo se explicará la siguiente categoría:

Régimen Tributario Especial

Sabemos que el Estado Colombiano, desde el artículo 2 de la Constitución Política, debe cumplir con unos fines esenciales, que corresponden precisamente, a la satisfacción de las necesidades de toda una comunidad, representados en unos derechos fundamentales, unos derechos sociales, unos derechos económicos, unos derechos culturales y unos derechos colectivos y del medio ambiente.

Para poder dar cumplimiento a ese mandato constitucional, el Estado necesita financiarse, a través de sus diferentes fuentes de ingresos, entre éstos: los impuestos, que pagamos como contribuyentes, los cuales están orientados a financiar los gastos e inversiones del Estado, de los cuales, como ciudadanos, estamos en la obligación de hacerlo, en cumplimiento del numeral 9, artículo 95 de la Constitución Política.

El Estado al recibir unos ingresos provenientes de las diferentes fuentes de financiación, los distribuye en todas y cada una de las entidades públicas del nivel nacional y territorial, bajo la modalidad del presupuesto público; este presupuesto público, está orientado al cumplimiento de los diferentes planes, programas y proyectos en beneficio de la comunidad: salud, educación, vivienda, recreación, arte, cultura, desarrollo de la ciencia y la tecnología, mantenimiento, protección y mejoramiento del medio ambiente, entre muchos más programas que están al servicio y bienestar de la comunidad, y que son responsabilidad del Estado, en cuanto a  satisfacer sus necesidades a través de estos planes, programas y proyectos.

Sin embargo, paralelo a ello, se constituyen una serie de entidades que desean apoyar esa función social de Estado, como son las Corporaciones, las Fundaciones, las Asociaciones, entre otras, las cuales deben desarrollar las actividades contempladas en el artículo 359 del Estatuto Tributario, y que son de interés y de acceso a la comunidad.

En este sentido, y en cumplimiento de los numerales 1, 2 y 3 del artículo 19 del Estatuto Tributario, la administración tributaria, podrá clasificar a estas entidades (Asociaciones, Corporaciones y Fundaciones, entre otras) dentro del Régimen Tributario Especial.

Teniendo en cuenta que este tipo de entidades, apoyarán al Estado en el cumplimiento de su función social, la norma tributaria ha querido incentivarlas, otorgándole ciertas ventajas o beneficios, frente a los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios; estas ventajas o beneficios son:

La tarifa del impuesto de renta a pagar, no será del 33% el cual corresponde a la tarifa general para las personas jurídicas, sino que será del 20%; incluso éste, podrá llegar a ser del 0%, si demuestran que sus excedentes netos (o ganancias), fueron reinvertidos nuevamente en la actividad económica para la cual fueron creadas.

  • No calculan el anticipo del impuesto sobre la renta
  • No calculan el impuesto de Renta por el Sistema Presuntivo.

Es importante saber que desde la Ley 1819 de 2016, se introdujeron cambios significativos a las entidades clasificadas en el Régimen Tributario Especial, los cuales serán estudiados con más detalle en otros artículos.

José Arcángel Gil Giraldo, Contador Público, Especialista en Gerencia, Tributaria, Magister en Gestión Empresarial

en_USEnglish
Share via
Copy link
Powered by Social Snap