Generalidades

Este artículo referirá dos términos claves en particular:

  1. Contribuyente
  2. Declarante

Al analizar estos dos términos, se puede identificar que, el primero de ellos, está relacionado directamente con el pago de tributo (contribuir, entregar), que hace precisamente referencia al cumplimiento de la obligación de tipo sustancial, mientras que el segundo término, está haciendo referencia al cumplimiento de la obligación de carácter formal (declarar), es decir, la presentación de una declaración. (dinero.com)

Definamos estos términos de una manera sencilla:

SER CONTRIBUYENTE, significa contribuir con un tributo al Estado, o sea, pagar el impuesto de renta, contribuir con el fisco, en concordancia con el numeral 9, el artículo 95 de la Constitución Política de Colombia, el cual se refiere al apoyo de todos como ciudadanos al Estado, para que éste pueda llevar a cabo el cumplimiento de los gastos e inversiones.

SER DECLARANTE, significa presentar información a la administración de Impuestos, usando para ello, los diferentes formularios prescritos por la DIAN, según el tipo de impuesto a que corresponda;  para el caso del impuesto de renta y complementarios, se deberá utilizar el formulario No. 110, llamado “Declaración de Renta y Complementarios o de Ingresos y Patrimonio para Personas Jurídicas o Asimiladas y Personas Naturales y Asimiladas No Residentes y Sucesiones Ilíquidas de Causantes no Residentes”; o el formulario No. 210, llamado “ Declaración de Renta y Complementarios Personas Naturales y Asimiladas de Residentes y de Sucesiones Ilíquidas de Causantes Residentes.

Una vez entendido lo anterior, se puede deducir que, CONTRIBUIR significa pagar (cumplimiento de la obligación sustancial), y DECLARAR significa informar (cumplimiento de una obligación formal)

Teniendo en cuenta lo anterior, también es importante hacer claridad en cuanto a lo que es una persona jurídica y lo que es una persona natural:

Una persona jurídica: Es aquel ente ficticio que se ha conformado y registrado ante la Ley, como persona jurídica, con la capacidad de contraer derechos y obligaciones; éstos se identifican con un número de NIT, compuesto por nueve dígitos, como, por ejemplo: Los Golosos Ltda., con NIT 890.876.655; a las personas jurídicas, no la podemos ver, no las podemos tocar, pero ante la Ley, tienen una existencia y representación legal.

Una persona natural: Es aquel individuo de la especie humana (de carne y hueso), la cual podemos ver y también tocar. De igual manera, tienen la capacidad de contraer derechos y obligaciones. Para este caso, conocemos muchos ejemplos: Un asalariado, el señor Pedrito Pérez con NIT 94.335.467, es una persona natural que por su tope de ingresos ($5.000.000 mensuales) debe declarar y pagar impuesto de Renta al Estado; el señor Armando Casas con NIT 16.345.789, es un abogado de profesión independiente, que por sus altos ingresos ($15.000.000 mensuales), debe declarar y pagar impuesto de renta al Estado; el Taller Armatodo, cuyo dueño es el señor Daniel Ocampo, con NIT 14.456.432, es un prestador de servicios de mantenimiento, que por sus altos ingresos ($20.000.000 mensuales), debe declarar y pagar impuesto de renta al Estado.

Así las cosas, queda claro que tanto las personas jurídicas como las personas naturales, pueden ser tanto declarantes como contribuyentes del Impuesto sobre la Renta y Complementarios.

José Arcángel Gil Giraldo – Contador Público – Especialista en Gerencia Tributaria – Magister en Gestión Empresarial

es_COSpanish
Share via
Copy link
Powered by Social Snap