El contenido de este artículo está redactado y explicado de tal manera que usted pueda interiorizar con facilidad los conceptos relacionados con la clasificación que se le ha dado a los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, en relación a la categoría de los No contribuyentes.

Dando continuidad a la clasificación de los contribuyentes en el escenario del Impuesto sobre la renta y complementarios, en este artículo se explicará la siguiente categoría:

No Contribuyentes

Como su misma expresión lo indica, corresponde a aquellas personas que no tienen la obligación de contribuir con el pago del impuesto de renta, las cuales están debidamente definidas por la Ley. De este modo, es el Estatuto Tributario en sus artículos 18, 22, 23, 23-1 y 23-2, en los que se define quienes no son contribuyentes de este impuesto veamos:

Según el artículo 18, no son contribuyentes del impuesto sobre la renta, aquellas entidades que celebren contratos de colaboración empresarial, tales como los Consorcios, las Uniones Temporales, las cuentas en participación, Joint Venture.

Según el artículo 22, tampoco son contribuyentes del impuesto sobre la renta, la Nación, las entidades territoriales, tales como los departamentos y los municipios, las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, las superintendencias, la Cruz Roja, las Unidades Administrativas Especiales tales como la DIAN, la Dirección General de Estupefacientes, la CGN, etc., entre otras entidades con personería jurídica que se señalan en este artículo.

De acuerdo al artículo 23, se señalan otras entidades no contribuyentes, tales como: los fondos de empleados, las iglesias, las asociaciones de padres de familia, los establecimientos públicos, los partidos o movimientos políticos, etc.

De igual manera, en los artículos 23-1 y 23-2, se señalan otras entidades que no son contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios.

Se debe tener especial cuidado con las entidades que menciona el artículo 22 del Estatuto Tributario, pues dichas entidades, están señaladas por la norma, no solo como no contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, sino que, además, desde el artículo 598 del mismo estatuto, se señala que no tienen la obligación de cumplir con la presentación de la declaración, en este caso, el formulario No. 110, llamado Declaración de Ingresos y Patrimonio, es decir, no pagan impuestos, no tributan, y además, no presentan información al Estado.

Desde el punto de vista de las personas naturales, existirá un gran número de estas personas que, por sus condiciones económicas en relación a sus ingresos y a su patrimonio, nunca han contribuido o no contribuirán con el pago del impuesto sobre la renta, ni siquiera a través de la figura de la retención en la fuente, la cual puede ser la opción más inmediata,  para que este tipo de personas contribuyan de una manera directa al Estado.

De otra parte, se puede decir, que las entidades que pertenecen al Régimen Tributario  Especial (la cual corresponde a la categoría que se explicará en el siguiente artículo), así tenga la obligación de tributar a la tarifa del 20% sobre sus excedentes netos, pero si dichos excedentes son reinvertidos nuevamente en desarrollo de su función social, su impuesto de renta a pagar,  será igual a cero pesos, es decir, no pagan ningún tributo; en este sentido, desde mi punto de vista, así estén clasificados dentro de la categoría de Régimen  Tributario Especial, también hacen parte de esta categoría de No Contribuyentes, en razón a que no tendrán que contribuir con el pago del impuesto de renta y complementarios.

En el próximo artículo se estudiará la categoría de los que pertenecen al Régimen Tributario Especial.

José Arcángel Gil Giraldo, Contador Público, Especialista en Gerencia Tributaria, Magister en Gestión Empresarial

es_COSpanish
Share via
Copy link
Powered by Social Snap