El contenido de este artículo está redactado y explicado de tal manera que usted pueda interiorizar fácilmente los conceptos relacionados con los sistemas de determinación del impuesto sobre la renta, tanto para las personas jurídicas, como para las personas naturales.

Para efectos de la determinación de la renta líquida gravable, o base gravable del impuesto sobre la renta, existen diferentes sistemas de determinación, los cuales deben ser utilizados tanto por las personas jurídicas como por las personas naturales en el universo de los contribuyentes y declarantes.

Los sistemas de determinación que se utilizan actualmente para la determinación de la renta líquida gravable o base gravable del impuesto sobre la renta son: Sistema Ordinario, Sistema Presuntivo, Sistema Cedular y el método de Comparación Patrimonial; este último, es de aplicación exclusiva por parte de la DIAN.

En este artículo, se explicará la determinación de la base gravable, por el sistema ordinario.

Sistema Ordinario

Para la aplicación del Sistema Ordinario, se debe observar lo establecido en el artículo 26 del Estatuto Tributario, que dice La renta líquida gravable se determina así: de la suma de todos los ingresos ordinarios y extraordinarios realizados en el año o período gravable, que sean susceptibles de producir un incremento neto del patrimonio en el momento de su percepción, y que no hayan sido expresamente exceptuados, se restan las devoluciones, rebajas y descuentos, con lo cual se obtienen los ingresos netos. De los ingresos netos se restan, cuando sea el caso, los costos realizados imputables a tales ingresos, con lo cual se obtiene la renta bruta. De la renta bruta se restan las deducciones realizadas, con lo cual se obtiene la renta líquida. Salvo las excepciones legales, la renta líquida es renta gravable y a ella se aplican las tarifas señaladas en la ley”.

De acuerdo a lo anterior, es importante tener en cuenta que la información que el contribuyente debe tomar como insumo o materia prima, para la aplicación de este procedimiento, es el Estado de Resultados con corte a diciembre 31 de cada vigencia fiscal, sobre el cual deberá realizar de manera minuciosa, un análisis a cada una de las cuentas que componen dicho Estado de Resultados, con el fin de que el proceso de depuración que manda el artículo 26 del E.T, cumpla con los requerimientos legales, pues si bien es cierto, en el Estado de Resultados, el contribuyente incluye el 100% de sus operaciones de ingresos, costos y gastos, los cuales tendrán que ser depurados fiscalmente por el contribuyente, y que muy seguramente en dicho proceso de depuración fiscal, se tendrán que excluir algunos conceptos de ingresos, costos y gastos, ya sea por el no cumplimiento de requisitos o por mandato legal.

Cuando el contribuyente calcula su impuesto sobre la renta en el Estado de Resultados, es decir, desde el punto de vista contable, dicho impuesto sobre la renta, no es más que una simple provisión; es decir, el más o menos de lo que tendría que pagar por concepto de impuesto de renta al final de un periodo. El valor real de la base gravable para el cálculo del impuesto sobre la renta a pagar, se determina mediante la aplicación del artículo 26 del Estatuto Tributario, llamada Renta Líquida Gravable (Depuración de la renta)

Es decir, que el contribuyente, por un lado, tiene el Estado de Resultados (información contable) y la Depuración de Renta (información fiscal), los cuales van a ser totalmente diferentes en el contenido de su información, razón por la cual, entre el uno y el otro, se van a presentar unas diferencias, que deberán ser plasmadas en un documento de conciliación, llamado “La Conciliación Fiscal”; en este documento, quedarán plenamente identificadas, las diferencias presentadas entre el Estado de Resultados y la Depuración de Renta.

Básicamente, este es el proceso de depuración de renta que debe realizarse al finalizar cada vigencia, teniendo en cuenta el formulario 110; dicha depuración corresponde a la sección de ingresos, costos y deducciones de dicho formulario.

José Arcángel Gil Giraldo, Contador Público, Especialista en Gerencia, Tributaria, Magister en Gestión Empresarial

Categorías: TRIBUTARIA II

es_COSpanish
Share via
Copy link
Powered by Social Snap